28.1.07

Jornadas sobre la corrupción urbanística

Resulta curioso cómo llevados ya 7 años de subidas galopantes en el precio de los pisos no se haya tomado aún una medida drástica.

A estas alturas es obvio que los problemas provienen de los ayuntamientos que necesitan ese dinero y que disponen del poder para hacerlo, así cómo de la complicidad del gobierno autonómico para aprobar esos planes.

También están los amigos especuladores, aquellos que compran y venden un mismo piso que por ejemplo se acaba comprando varias veces al día. O aquellos que a menor escala y dentro de la clase media alta han comprado recientemente 5, 6 pisos... para venderlos al año siguiente.

Las soluciones pasan por perseguir a esta gente grabándoles con unos impuestos que no permitan hacer negocio con el asunto. En cerrar la posibilidad que los ayuntamientos puedan decidir sobre estos temas y dándoles un sistema alternativo de financiación.

Con esto por un lado se acabaría el meme actual que circula entre los españoles de que los pisos son para dar dinero. Se golpearía el tema en su raíz.

Sin embargo el que no se hayan tomado estas medidas viene a decir que el gobierno necesita de ese dinero y que la economía es más importante que cualquiera de nosotros.


IU invitó al debate en las jornadas sobre la corrupción urbanística el pasado viernes y sábado esperemos que las conclusiones a las que llegaran sirvan para iniciar un cambio. Aunque si luego lo dejan en buenas intenciones y en propaganda electoral, como la de la Mayol antisistema poco se va a hacer.

Technorati Tags, clasificado en: | |

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo más descarado que he conocido es un hombre de mi pueblo que se dedicaba a comprar pisos sobre plano para venderlos justo antes de que se terminara la obra, o sea que básicamente vendía la paga y señal porqué él nunca llegaba a escriturar la vivienda. Realmente legislar sobre este tipo de prácticas tiene que ser facilísimo, y seguro que hay muchos especuladores que lo hacen porqué es de lo más rentable.
Pero resulta demasiado fácil darle la culpa de todo al gobierno, como siempre. Creo yo que no se habría llegado a esta situación si no estuviese todo el país especulando con todo. Últimamente es habitual oir decir "voy a sacar todo lo que pueda", ya sea vendiendo una piso, vendiendo las propias intimidades en televisión o pidiendo cosas en la lista de bodas.
La humildad ya no está de moda.

e-jos dijo...

Sí, la verdad es que es curioso. Es como el libro el Lazarillo de Tormes. Es decir la palabra chollo, ganga, no dar un palo al agua, tener más pasta q el vecino con cualquier chanchullo y se pone mucha gente a 200.

En este país parece que esté insertada la cultura que entiende como lo mejor hacerse funcionario y a la vez estafar con cualquier chorrada. Y ve esto como símbolos de inteligencia...

Ahí sí que envidio a los americanos donde su aspiración es montar un negocio. Lo que junto a sus universidades lo hacen crear tantas cosas (hablando de lo bueno solo claro).

e-jos dijo...

Sobre lo que decías del gobierno hay un factor que depende directamente de ellos que son los municipios. Y no los tocan pq les tienen miedo de una revuelta o pq no tienen financiación para ellos, con lo que los que pagamos el pato somos los que les votamos...